Header

Audios

Videos

Cereales, un alimento universal

Cereales, un alimento universal

 

Lema: "Y dijo Dios: He aquí, yo os he dado toda planta que da semilla que hay en la superficie de toda la tierra, y todo árbol que tiene fruto que da semilla. Esto os servirá de alimento."(Génesis 1,29)

Fragmento del libro “Alimentación y terapia naturista con cereales”del profesor de Gregorian Bivolaru.

 Hoy el trigo, el arroz, el maíz y el mijo son los granos que se consumen en todo el mundo, mientras que el centeno y el trigo sarraceno, muy poco. Antes de los cambios para borrar las fronteras y los logros económicos, cada uno de los cereales se cultivó principalmente en un país o un continente: el trigo, en los países occidentales, el arroz en Asia, el maíz en América del Sur, el mijo en África.

Propiedades medicinales de los Cereales

La espectacular elevación del nivel de vida en la segunda mitad del siglo XIX tuvo, entre otras, dos consecuencias: una disminución en el consumo de cereales y un aumento de la frecuencia de enfermedades llamadas "de la civilización" como el cáncer, la obesidad, la diabetes, la hipertensión, la hipercolesterolemia y las enfermedades cardiovasculares. Como una solución muy eficiente para todo esto, los nutricionistas y dietistas recomiendan una alimentación natural y volver a la vieja alimentación simple con que se han alimentado nuestros antepasados: el pan integral y cereales. La investigación ha demostrado inequívocamente que los cereales son una fuente rica en sustancias que el cuerpo necesita, contienen ciertos compuestos que ayudan a mantener la salud e incluso a curar ciertas enfermedades. Así se encontró que la cebada y la avena, por ejemplo, tienen un potente efecto anticolesterolémico, debido a la forma soluble de la estructura del beta-glucanos. También el maíz contiene algunas sustancias que reducen el riesgo de enfermedad cardíaca y la caries dental.

Muy importantes estudios encontraron que los cereales contienen inhibidores de la proteasa y antioxidantes, que cumplen el papel de inactivar agentes cancerígenos. Los seguidores de los regímenes naturales incluso consiguieron buenos resultados en el tratamiento del cáncer, recomendando una dieta basada sólo en los cereales (por ejemplo, régimen yang de Oshawa).

Las siguientes son algunas de las virtudes terapéuticas y otros secretos de los cereales.

Trigo

Conocido desde el Neolítico y origen de muchos productos (harinas, sémolas), rápidamente ganó primacía sobre otros cereales más difíciles de utilizar. Son conocidas dos especies de trigo: trigo común, o el trigo blando, la especie más común en la cultura, comúnmente llamado trigo de pan, y una segunda especie, el trigo duro, utilizada como sémola y para la fabricación de pastas.

Algunas de las propiedades medicinales del trigo:  diurético (raíz), antiinflamatorio (raíz), antimicrobiano(raíz),emoliente,laxante,antidiurético,tonificante, remineralizante, nutritivo y tónico general (semillas).

Contraindicaciones: úlceras, colitis ulcerosa, tuberculosis, el cáncer de cólon, apendicitis, hemorragia gastrointestinal, colecistitis. Diabéticos y obesos no comer más de 150 g al día y los sedentarios no más de 500 g por día.

Trigo Sarraceno ó Alforfón

El Trigo sarraceno no es estrictamente un cereal, pero es excelente y necesario para dar una constitución robusta. Del trigo sarraceno se utilizan las semillas como tales o como harina. Existen otras especies de trigo sarraceno, como trigo sarraceno falso y el trigo sarraceno enredadera.

Propiedades medicinales del trigo sarraceno: es un alimento sólido, eficaz para curar todas las formas de cáncer, la tuberculosis, enfermedades del riñón: tiene una acción protectora vascular, revitalizante y energizante.

Mijo

Es significativa la proteína de valor biológico, el mijo posee un alto contenido de ácido silícico (bueno para el cabello, las uñas y los dientes). Es rico en hierro, más que cualquier otro cereal, y contiene una amplia gama de aminoácidos, pero es deficiente en vitamina A, B12 y C.

El mijo calma la tos, es diurético, nutritivo, remineralizante, sudorífico, tónico para los nervios. Para uso interno su macerado se recomienda en casos de diarrea y de afecciones renales. Para uso externo se hacen cataplasmas con su harina.

 

 

 

Arroz

En Asia hay 8000 variedades de arroz. Algunos son más importantes, tales como el arroz basmati, el arroz tailandés o arroz aromático, que se han añadido a los dos tipos de arroz más utilizados: el arroz redondo, utilizado principalmente en los postres y el arroz de grano largo se usa en platos.

Al igual que todos los demás cereales, el arroz contiene inhibidores de la proteasa que reducen el desarrollo del cáncer, en especial los del intestino. Los investigadores han aislado tres sustancias antitumorales a partir de cáscaras de arroz, y se constata en las personas que consumen más arroz una baja tasa de cáncer de colon, mama y próstata.

El arroz tiene las siguientes propiedades medicinales: es analéptico (refuerza y estimula el funcionamiento de los diferentes aparatos del organismo), antidiarreico, antiescorbútico, tiene propiedades antiinflamatorias, astringentes y carminativas. Es asimismo dietético, emoliente, energizante, hipotensor, nutritivo, refrescante, regenerador y elimina la urea.

Cebada

Conocido desde más de 4000 años a.C. la cebada fue ampliamente utilizada por los griegos, romanos y hebreos. Los hombres la consumieron para recuperar la fuerza y el vigor. Los dacos (antiguos habitantes de la actual Rumania) conocían y cultivaban la cebada, y en China este cereal es una de las cinco plantas sagradas cultivadas con ceremonial como el arroz. Hoy en día es el cereal germinado con mayor propagación, obteniéndose harina de malta, que junto con la leche o sólo con agua, es muy eficaz en los convalecientes, para los niños y los ancianos, y en caso de agotamiento físico e intelectual. Un nuevo producto que se hizo hace poco tiempo, "la cebada verde", se le atribuyen propiedades terapéuticas y efectos profilácticos muy eficaces contra la contaminación y su composición bioquímica le da un efecto muy sanador, retardando el proceso de envejecimiento.
La cebada es nutritiva y fácil de digerir, ayuda al crecimiento de un cabello saludable y al crecimiento de las uñas.  Algunos investigadores han notado que después de una dieta de cebada verde aparece un aumento de la fuerza de todo el cuerpo para apoyar el desarrollo físico e intelectual, la memoria y una claridad mucho mayor de pensamiento. También la eliminación de exceso de peso, revitalización de la piel mediante la eliminación de la inflamación del acné y el alivio del dolor de artritis y un aumento en el potencial sexual.

Los estudios científicos han concluido que los pacientes varones que consumían grandes cantidades de harina de cebada no sólo han alcanzado una disminución dramática en el nivel de colesterol, sino que también han demostrado que la cebada estabiliza notablemente el tránsito intestinal, y los principios químicos contenidos en las semillas son agentes contra el cáncer. 
La Cebada es antidiarreica, antidisentérica, antiescorbútica. Presenta acción antiinflamatoria, anti-neurálgica y antirreumática. Produce un buen drenaje del hígado, es diurético, emoliente, galactogogos, eupéptica, hipoglucemiante, laxante, sedante, nutritiva, refrescante y regulador de la presión arterial. Es un tónico múltiple: cardíaco, cutáneo, pulmonar, del sistema nervioso central y revitalizante.

Avena

La avena se conoce en la cultura desde el siglo IV a C. Crece en casi cualquier tipo de clima y suelo. Hay varios tipos de avena: Completo, con bayas cuyos granos se han retirado a una temperatura elevada, lo que reduce el riesgo de la rancidez. Brotes de avena, con sabor dulce es un excelente complemento a los alimentos. Salvado de avena, es una fuente importante de fibra que ayuda a controlar el colesterol en la sangre, y la avena instantánea es decir la harina de avena que está lista para usar y tiene un valor nutritivo muy bajo.

Las propiedades nutricionales y medicinales de la avena: La avena tiene casi el mismo contenido proteico que el trigo, pero con un 8% más de grasas insaturadas. Contiene muchos aminoácidos esenciales y es rico en lisina. Contiene vitaminas del grupo B (especialmente inositol es importante para nutrir las células del cerebro y aumentar la agudeza visual), vitamina E y es rico en oligoelementos como el calcio y el fósforo. En la medicina popular se utiliza como estimulante, antiespasmódico, laxante y tónico del sistema nervioso y el útero. Los estudios científicos han puesto de manifiesto la acción especial para reducir el colesterol de los copos de avena (40 g / día, disminuye un 20% el nivel de colesterol y en especial la fracción LDL "colesterol malo"). Es rica en inhibidores de la proteasa, con acción contra el cáncer (especialmente del intestinal) también el de colon y contra las hemorroides y divertículos intestinales. Otras acciones terapéuticas: destacamos que la avena presenta notables propiedades analépticos y antiasmáticas, es un aperitivo, calmante, cicatrizante, depurativo, diurético, energizante y revitalizante, hipoglucemiante, refrescante, tónico general, pulmonar y tiroideo, vulnerario. Se recomienda compresa externa sobre las zonas afectadas por psoriasis y contra el dolor de dientes se mantiene en la boca el macerado.

Maíz

El maíz tiene mayor interés nutricional que el arroz o el trigo. De hecho, 100g. de maíz aporta al cuerpo 4g de proteínas, 22g de carbohidratos y 2g grasa, también 120 mg de magnesio, y 1,3mg de caroteno, es el único cereal que contiene este  último. En el nombre de Caroteno entran diferentes moléculas, cuya estructura química es muy parecida. En el organismo, ellas se convierten en vitamina A. Por mucho tiempo fueron llamados "precursores de la vitamina A" hasta que el interés de los investigadores se sintió atraído por su actividad antioxidante. 
Este cereal tiene dos desventajas: por un lado, es deficiente en aminoácidos esenciales como lisina y triptófano (pero no importa mucho si consumen productos lácteos), y por otro contiene ácido nicotínico (vitamina PP) que  está relacionado con una sustancia resistente a los jugos digestivos, por lo que no puede ser absorbido por el intestino.

Como acción terapéutica del maíz mencionamos:

antiinflamatorio,colagogo, colerético,diurético,galactogogo, energizante,hemostático, hipocolesterolemiante,hipoglucémico, nutritivo, regulador de la tiroides, sudorífico y aliviador de la tos.

Es conocido hace más de 30 años que el aceite prensado en frío del germen de maíz reduce el colesterol en la sangre, de cualquier otro aceite vegetal que contiene grasas poliinsaturadas. Los investigadores recomiendan que se consuma con moderación, porque se ha constatado una disminución en el nivel del colesterol HDL (colesterol bueno), y un debilitamiento de la defensa inmune.

 

Centeno

El centeno es una planta tolerante, que encontramos en las zonas más inhóspitas con escasas lluvias y los suelos más ácidos.

El centeno es conocido por sus propiedades purificadoras de la sangre, por estimular la circulación sanguínea y previniendo el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis). También es bueno en la regulación de la actividad glandular, la eliminación de la anemia y la prevención del estreñimiento, debido al alto contenido de hierro y vitaminas del grupo B. Contiene mucho flúor, que ayuda a conservar el buen estado del esmalte dental  y sodio, potasio, calcio y yodo. Sus proteínas son las más ricas en lisina de todas las proteínas de los cereales. El centeno también es un buen anti-inflamatorio, calmante, emoliente, energizante y revitalizante, laxante, nutritivo, refrescante y resolvente.

 

En los antiguos tratados orientales dicen que, en cierta medida, somos lo que comemos. La claridad mental y los estados se ven muy influenciados por la comida que usted come. Los nutricionistas de hoy que han llegado a la conclusión de que una dieta basada en una dieta vegetariana, además de frutas,  huevos y lacteos, los cereales cubren las sustancias esenciales necesarias para el desarrollo armonioso del cuerpo y mantener un estado de perfecta salud, tanto física como mental.